El amigo fiel -Oscar Wilde- (NO ES UN RESUMEN)

Oscar Wilde

El amigo fiel

Una mañana, la vieja rata de agua sacó la cabeza por su agujero. Tenía unos ojillos redondos y brillantes y unos poblados bigotes grises, y su cola parecía una larga goma negra. Unos pequeños patos nadaban en el estanque y parecían una bandada de canarios amarillos, y su madre, que era de un blanco purísimo, con patas de rojo vivo, intentaba enseñarles cómo había que meter la cabeza en el agua.
–Nunca podréis ser de la buena sociedad si no sabéis hundir la cabeza –les decía. Y les volvía a enseñar cómo se hacía. Pero los patitos no ponían atención. Eran tan jóvenes que no conocían las ventajas de formar parte de la buena sociedad.
–¡Qué niños tan desobedientes! –exclamó la vieja rata de agua–. En verdad que merecían ahogarse.
–Nada de eso –contestó la pata–; todo tiene su principio y los padres tienen que ser pacientes.
–¡Ah! Yo no sé nada de los sentimientos de los padres –dijo la rata de agua–. No tengo familia. En resumen, nunca he estado casada ni he intentado estarlo. El amor está muy bien, pero la amistad es algo mucho más elevado. Realmente, no sé que haya nada en el mundo más noble y más raro que una amistad fiel.
–Te ruego que me digas cuál es tu idea de los deberes de un amigo fiel –dijo un jilguero verde que estaba en un sauce y había escuchado la conversación.
–Sí, eso es precisamente lo que yo quiero saber –dijo la pata. Y se dirigió al extremo del estanque, introduciendo la cabeza en el agua para dar buen ejemplo a sus hijos.
–¡Qué pregunta más tonta! –exclamó la rata de agua–. Un amigo fiel es simplemente el que nos demuestra fidelidad, naturalmente.
–¿Y qué le darías tú a cambio? –preguntó el pajarillo, balanceándose en una rama plateada y agitando las alas.
–No te entiendo –contestó la rata de agua.
–Permíteme que te cuente una historia sobre el tema –dijo el jilguero.
–¿Es una historia referente a mí? –preguntó la rata de agua–. Si es así, la escucharé, porque me gustan mucho los cuentos.
–Es aplicable a ti –contestó el jilguero. Y bajó volando del árbol, se posó a la orilla del estanque y contó la historia del amigo fiel.
–Érase una vez –dijo el jilguero– un hombre muy honrado llamado Hans.
–¿Era una persona muy distinguida? –preguntó la rata de agua.
–No –contestó el jilguero–, no creo que se distinguiera por nada, excepto por su buen corazón y su cara redonda y alegre. Vivía en una pequeña casita y todos los días trabajaba en su jardín. En toda aquella parte del país no había un jardín tan bello como el suyo. Allí crecían alhelíes, claveles y rosas de Francia. Había rosas de Damasco, rosas amarillas, azafranes lilas y oro y violetas blancas y purpúreas. Las mejoranas, velloritas, agavanzos, narcisos y claveros se sucedían según los meses, y una flor sustituía a la otra, así que siempre había algo bello que mirar y algún agradable aroma que oler.
“El pequeño Hans tenía muchos amigos, pero el más fiel de todos era el obeso Hugo, el molinero. Realmente, tan fiel era el rico molinero con el pequeño Hans, que nunca atravesaba su jardín sin inclinarse sobre las plantas y recoger un gran ramo de flores o verduras, o llenar sus bolsillos de cerezas o ciruelas, si era la época de la fruta.
–Los verdaderos amigos deben compartirlo todo –solía decir el molinero–; y el pequeño Hans asentía sonriendo y se sentía muy orgulloso de tener un amigo con ideas tan nobles. Sin embargo, algunas veces los vecinos pensaban que era muy extraño que el rico molinero nunca le diera nada a cambio al pequeño Hans, aunque tenía cien sacos de harina almacenados en su molino, seis vacas lecheras y un gran rebaño de ovejas; pero Hans nunca se preocupó de estas cosas y nada le daba un placer tan grande como el escuchar todas las maravillosas palabras que el molinero acostumbraba decir sobre el desinterés de la amistad verdadera.
” Así, pues, el pequeño Hans trabajaba en su jardín. Durante la primavera, el verano y el otoño era muy feliz, pero cuando llegaba el invierno y no tenía ni flores para llevar al mercado, pasaba mucho frío y hambre y, frecuentemente, se iba a la cama sin haber cenado más que unas pasas secas y unas nueces duras. También en el invierno se encontraba solo, pues entonces el molinero nunca venía a verle.
”–No está bien que vaya a ver al pequeño Hans mientras haya nieve –solía decirle el molinero a su esposa–, porque cuando la gente tiene alguna preocupación les gusta estar solos y no tener visitas. Ésa, al menos, es mi idea de la amistad, y estoy seguro de que tengo razón. Así que esperaré a que llegue la primavera y entonces le haré una visita y él me dará una gran cesta de velloritas y le haré muy feliz.”
–Ciertamente eres muy atento con los demás –le contestaba su esposa, sentada al fuego en un gran sillón–; en verdad que eres muy atento. Es muy agradable oírte hablar de la amistad. Estoy segura de que ni el sacerdote podría decir las cosas que dices tú, aunque viva en una casa de tres pisos y lleve un anillo de oro en el dedo meñique.”
–Pero, ¿no podríamos invitar al pequeño Hans a que viniera aquí? –dijo el niño más joven del molinero–. Si el pobre Hans está necesitado yo le daré la mitad de mi comida y le enseñaré mis conejos blancos.
”–¡Qué tonto eres! –exclamó el molinero–. Realmente no sé qué utilidad tiene el enviarte a la escuela. Parece que no aprendes nada. Si el pequeño Hans viniese aquí y viera nuestro fuego, nuestra buena comida y nuestra gran cuba de vino tinto, podría estar envidioso y la envidia es la cosa más terrible y echa a perder el carácter de cualquiera. Y yo, desde luego, no permitiré que el carácter de Hans se eche a perder. Soy su mejor amigo y siempre velaré por él y procuraré que no caiga en ninguna tentación. Además, si Hans viniera aquí podría pedirme que le prestara un poco de harina, y eso no puedo hacerlo. La harina es una cosa y la amistad es otra, y ambas no deben confundirse. Las dos palabras se escriben diferente y significan cosas completamente diferentes. Todo el mundo sabe eso.”
–¡Qué bien hablas! –dijo la esposa del molinero, sirviéndose un gran vaso de cerveza caliente–. Estoy como inconsciente. Como si estuviera en la iglesia.”
–Mucha gente obra bien –contestó el molinero–, pero muy pocos hablan bien, lo cual demuestra que hablar es mucho más difícil y más bello.”
Y miró severamente por encima de la mesa a su hijo, el cual se sintió tan avergonzado que bajó la cabeza, se puso colorado y comenzó a llorar encima de su taza de té. Realmente era tan joven que podía perdonársele.
–¿Éste es el final de la historia? –preguntó la rata de agua.
–Desde luego que no –contestó el jilguero–; éste es el principio.
–Entonces andas muy atrasado para esta época –dijo la rata de agua–. Todos los buenos cuentistas de nuestros días empiezan por el final y después continúan por el principio y acaban por la mitad. Ése es el nuevo método. Lo oí el otro día de labios de un crítico que paseaba alrededor del estanque con un joven. Hablaba del asunto con gran conocimiento, y estoy segura que debía estar en lo cierto, porque llevaba gafas azules y era calvo, y cuando el joven le hacía alguna observación siempre contestaba: “¡Psche!” Pero te ruego que sigas con tu historia. Me gusta mucho el molinero. Posee toda clase de bellos sentimientos; así, pues, tiene que existir entre ambos una gran simpatía.
–Bien –dijo el jilguero, saltando sobre una pata y después sobre la otra–, tan pronto como pasó el invierno y las velloritas comenzaron a abrir sus estrellas de color amarillo pálido, el molinero le dijo a su mujer que iba a ver al pequeño Hans.
”–¡Qué buen corazón tienes! –exclamó ella–. Siempre estás pensando en los demás. Acuérdate de llevar la cesta grande para traer las flores.
” Así, pues, el molinero ató las aspas del molino con una fuerte cadena de hierro y bajó por la colina con la cesta al brazo.
”–Buenos días, pequeño Hans –dijo el molinero.”– Buenos días –dijo Hans, apoyándose en su azada y sonriendo de oreja a oreja.”–¿Cómo te ha ido durante el invierno? –dijo el molinero.
”–Bien, muy bien –exclamó Hans–. Es muy amable por tu parte el preguntármelo; muy amable, en verdad. Me temo que he tenido que pasar días duros, pero ahora ha llegado la primavera y soy completamente feliz, y todas mis flores están espléndidas.
”–Muchas veces hablábamos de ti durante el invierno, Hans –dijo el molinero–, y nos preguntábamos qué tal estarías.”–Eres muy amable –dijo Hans–. Siempre temí que me hubieras olvidado.
”–Hans, eso me sorprende –dijo el molinero–. La amistad nunca se olvida. Eso es lo más maravilloso de ella, pero me temo que tú no entiendes la poesía de la vida. ¡Qué bellas son tus velloritas!
”–Ciertamente, son muy bellas –dijo Hans–, y tengo mucha suerte al poseer tantas. Voy a llevarlas al mercado y se las venderé a la hija del burgomaestre, y así podré volver a comprar con ese dinero mi carretilla.”–¿Volver a comprar tu carretilla? ¿Quieres decir que la has vendido? ¡Qué estupidez!”–Bueno, el hecho es –dijo Hans– que me vi obligado a hacerlo. Ya sabes que el invierno es muy malo para mí y que no tengo dinero para comprar pan. Así, pues, primero vendí los botones de plata de mi traje de los domingos, después vendí mi cadena de plata, después mi gran flauta y por último la carretilla. Pero ahora voy a comprarlo todo de nuevo.”–Hans –dijo el molinero–, yo te daré mi carretilla. No está en muy buen uso; en realidad, le falta un lado y tiene estropeados algunos radios; pero a pesar de eso te la daré. Sé que soy muy generoso y mucha gente pensará que hago una tontería, pero yo no soy como el resto del mundo. Creo que la generosidad es la esencia de la amistad, y además tengo una carretilla nueva. Sí, no tienes que preocuparte; te daré mi carretilla.
”–Realmente eres muy generoso –dijo el pequeño Hans; y su rostro alegre y redondo se puso reluciente de placer–. Puedo repararla fácilmente, porque tengo en casa una tabla.
”–¡Una tabla! –dijo el molinero–. Eso es justamente lo que yo quiero para el techo de mi granero. Hay un agujero muy grande y el grano se mojará si no lo tapo. ¡Qué suerte que la mencionaras! Desde luego una buena acción siempre hace nacer otra. Yo te he dado mi carretilla y ahora tú me darás tu tabla. Naturalmente, la carretilla vale más que la tabla, pero la verdadera amistad nunca tiene en cuenta estas cosas. Te ruego que me la des ahora, pues me pondré a trabajar en mi granero hoy mismo.
”–Desde luego –exclamó el pequeño Hans; y se metió corriendo en su casa, sacando al momento la tabla.
”–No es muy grande –dijo el molinero mirándola–, y me temo que después que yo haya arreglado el techo de mi granero tú no tendrás con qué arreglar la carretilla; pero, desde luego, eso no es culpa mía. Y ahora, como te he dado mi carretilla, estoy seguro que querrás darme a cambio algunas flores. Aquí está la cesta; espero que la llenes del todo.
”–¿Llenarla del todo? –dijo el pequeño Hans tristemente, porque era en verdad una cesta muy grande y él sabía que si la llenaba se quedaría sin flores para llevar al mercado, y estaba ansioso por recuperar sus botones de plata.
”–Bueno, realmente –contestó el molinero–, como te he dado mi carretilla no creo que sea mucho pedir unas pocas flores. Puede ser que me equivoque, pero creo que la amistad, la verdadera amistad, está libre de todo egoísmo.
”–Mi querido amigo, mi mejor amigo –exclamó el pequeño Hans–, todas las flores de mi jardín son tuyas. Me importa mucho más que tengas una buena opinión de mí que volver a tener mis botones de plata.
”Y corrió a coger todas sus velloritas y llenó la cesta del molinero.
”–Adiós, pequeño Hans –dijo el molinero, y se marchó colina arriba con la tabla al hombro y la gran cesta al brazo.
”–Adiós –dijo el pequeño Hans; y empezó a cavar alegremente, pues estaba muy contento de volver a tener carretilla.
”Al día siguiente estaba sujetando unas enredaderas sobre el porche cuando oyó la voz del molinero que le llamaba desde la carretera. Saltó de la escalera, atravesó el jardín y miró por encima del muro. Allí estaba el molinero con un gran saco de harina a la espalda.
”–Querido Hans –dijo el molinero–, ¿te importaría llevarme este saco de harina al mercado?”–¡Oh! Lo siento –dijo Hans–, pero estoy muy ocupado hoy. Tengo que sujetar las enredaderas, regar todas mis flores y segar el césped.
”–Bueno –dijo el molinero–, creo que considerando que voy a darte mi carretilla no es de buen amigo el negarte.
”–¡Oh! Yo no he dicho eso –exclamó el pequeño Hans–. No me negaría por nada del mundo.
”Y corrió a coger su gorro y salió con el saco al hombro. Era un día caluroso y la carretera estaba llena de polvo, y antes que Hans hubiera recorrido seis millas estaba tan fatigado que se sentó a descansar. Sin embargo, continuó su camino con muchas energías, hasta que por fin llegó al mercado. Después de estar allí algún tiempo, vendió el saco de harina por un buen precio y volvió a casa inmediatamente, porque temía que si se entretenía demasiado podría encontrarse con ladrones en el camino.
”–Ciertamente ha sido un día duro –se dijo el pequeño Hans cuando se metía en la cama–, pero estoy contento de no haberme negado a hacer el encargo del molinero, porque es mi mejor amigo y, además, va a darme su carretilla.”Por la mañana temprano el molinero volvió por el dinero del saco de harina, pero el pequeño Hans estaba tan cansado que aún se encontraba en la cama. ”–¡Qué perezoso eres! –dijo el molinero–. Realmente, considerando que voy a darte mi carretilla, creo que deberías trabajar más. La pereza es un gran pecado, y no me gusta que ninguno de mis amigos sea vago o perezoso. Te hablo sin ningún rodeo. Desde luego, ni soñaría en hacerlo si no fuera tu amigo. Pero, ¿qué tendría de bueno la amistad si uno no pudiera decir lo que piensa? Cualquiera puede decir cosas encantadoras e intentar hacerse agradable y hacer halagos, pero un verdadero amigo siempre dice cosas desagradables y no le preocupa causar dolor. En verdad, si es realmente un verdadero amigo, lo prefiere, porque sabe que está obrando bien.
”–Lo siento mucho –dijo el pequeño Hans frotándose los ojos y quitándose el gorro de dormir–, pero estaba tan cansado que pensé quedarme en la cama un poco más y escuchar el canto de los pájaros. ¿Sabes que siempre trabajo mejor después de oír cantar a los pájaros?
”–Bueno, me alegro de eso –dijo el molinero golpeándole la espalda amistosamente–, porque quiero que vayas al molino, tan pronto como te hayas vestido, para arreglar el techo de mi granero.
”El pobre Hans estaba deseando trabajar en su jardín, porque no había regado sus flores desde hacía dos días, pero no quería negarse a la petición del molinero, pues éste era un formidable amigo para él.
”–¿Crees que no sería amistoso por mi parte el decirte que estoy ocupado? –inquirió dando un suspiro y con voz tímida.”–Realmente –contestó el molinero–, no creo que sea mucho pedirte considerando que voy a darte mi carretilla; pero, desde luego, si te negaras iré a hacerlo yo mismo.
”–¡Oh! ¡De ningún modo! –exclamó el pequeño Hans, y saltó de la cama, se vistió y se fue al granero.
”Trabajó todo el día, hasta el atardecer, y entonces vino el molinero a ver qué tal iba la tarea.
”–¿Has tapado ya el agujero, pequeño Hans? –exclamó el molinero con voz alegre.
”–Está completamente tapado –contestó el pequeño Hans, bajando la escalera.
”–¡Ah! –dijo el molinero–. No hay trabajo tan agradable como el que se hace para el prójimo.
”–Ciertamente es un gran privilegio oírte hablar –respondió el pequeño Hans sentándose y secando el sudor de su frente–. Un gran privilegio. Pero temo que nunca tendré ideas tan bellas como las tuyas.
”–¡Oh! Las tendrás –dijo el molinero–, pero debes tomarte más interés. En el presente sólo tienes la práctica de la amistad; algún día tendrás también la teoría.
”–¿Crees eso realmente? –preguntó el pequeño Hans.
”–No me cabe duda –contestó el molinero­–; pero ahora que has arreglado el tejado, lo mejor es que te vayas a casa a descansar, porque mañana deseo que lleves mi rebaño a la montaña.
”El pobre Hans no osó poner ninguna objeción a esto, y por la mañana temprano el molinero trajo su rebaño hasta su casa y Hans se marchó con las ovejas a la montaña. Entre ir y volver se le fue todo el día, y cuando regresó estaba tan cansado que se durmió en su silla y no se despertó hasta bien avanzada la mañana.
”–¡Qué delicioso tiempo tendré en mi jardín! –dijo; y salió a trabajar al momento.
”Pero nunca pudo volver a cuidar sus flores, porque su amigo el molinero venía siempre para enviarle a un largo recado o para llevarle a él a trabajar al molino. El pequeño Hans a veces estaba muy preocupado, pues temía que sus flores pensaran que las había olvidado, pero se consolaba diciéndose que el molinero era su mejor amigo.
”–Además –solía decir–, va a darme su carretilla, y ese es un acto de pura generosidad.
”Y el pequeño Hans trabajó para el molinero, y éste le dijo toda clase de cosas bellas acerca de la amistad, las cuales Hans anotó en un cuaderno y leyó por las noches, porque era muy buen discípulo.
”Ahora bien: una noche que Hans estaba sentado junto al fuego oyó que llamaban muy fuerte en su puerta. Era una noche de perros y el viento soplaba alrededor de la casa tan terriblemente que al principio creyó que el ruido era de la tormenta. Pero se oyó un segundo golpe y después un tercero más fuerte que los otros.
”–Será algún pobre viajero –dijo el pequeño Hans para sí; y corrió hacia la puerta.
”Allí estaba el molinero con una linterna en una mano y un gran bastón en la otra.
”–Querido Hans –exclamó el molinero–, tengo un gran problema. Mi hijito se ha caído de una escalera y se ha herido. Voy a buscar al doctor. Pero vive tan lejos y hace tan mala noche, que se me ha ocurrido que sería mucho mejor que fueses tú en mi lugar. Ya sabes que voy a darte mi carretilla y es justo que tú me des algo a cambio.
”–Ciertamente –exclamó el pequeño Hans–. Me gusta poder ayudarte y saldré inmediatamente. Pero debes dejarme tu linterna, pues la noche es tan oscura que tengo miedo de caer en un precipicio.
”–Lo siento mucho –contestó el molinero–, pero es mi linterna nueva y sería para mí una gran pérdida si le ocurriera algo.
”–Bueno, no importa; iré sin ella –exclamó el pequeño Hans.
”Tomó su abrigo de pieles, su gorra escarlata, se envolvió el cuello con una bufanda y salió.
”¡Qué tormenta tan horrorosa había! La noche era tan negra que el pequeño Hans casi no podía ver y el viento era tan fuerte que casi no podía andar. Sin embargo, era muy animoso, y después de andar tres horas llegó a casa del doctor y llamó a la puerta.
”–¿Quién es? –exclamó el doctor, asomando la cabeza por la ventana del dormitorio.
”–El pequeño Hans, doctor.”–¿Qué quieres, pequeño Hans?
”–El hijo del molinero se ha caído de una escalera y se ha herido, y el molinero quiere que vaya usted inmediatamente.”–¡Muy bien! –dijo el doctor.
”Tomó sus grandes botas y su linterna, bajó las escaleras, montó en su caballo y galopó en dirección a la casa del molinero, con el pequeño Hans caminando tras él trabajosamente.
”Pero la tormenta iba creciendo cada vez más y la lluvia caía a torrentes, y el pequeño Hans no podía ver por dónde iba ni podía seguir al caballo. Por fin se perdió y anduvo por el pantano, que era un lugar muy peligroso, pues estaba lleno de profundos agujeros, y el pobre Hans cayó en uno de ellos. Su cuerpo lo encontraron al día siguiente unos pastores flotando en un gran charco de agua y lo llevaron a su casa.
”Todos fueron al funeral del pequeño Hans, pues era muy popular, y el molinero presidió el duelo.
”–Como yo era su mejor amigo –dijo el molinero–, es lógico que ocupe este puesto.
”Y caminó a la cabeza de la procesión con una gran capa negra, limpiándose los ojos de cuando en cuando con un gran pañuelo.
”–El pequeño Hans ha sido ciertamente una gran pérdida para todos –dijo el herrero cuando terminó el funeral.
”Y todos se sentaron confortablemente en la fonda a beber vino aromático y a comer pasteles dulces.
”–Una gran pérdida para mí –contestó el molinero–, porque iba a darle mi carretilla, y ahora realmente no sé qué hacer con ella. Está en tan mal estado que no podría conseguir nada si la vendiera. Ya no volveré a dar nada. En verdad, uno sufre por ser generoso.”
–¿Y bien? –dijo la rata de agua después de una larga pausa.
–Ése es el final –dijo el jilguero.
–Pero, ¿qué fue del molinero? –preguntó la rata de agua.
–¡Oh! Realmente no lo sé –replicó el jilguero–. Y tampoco me preocupa.
–Es evidente que no tienes un carácter simpático –dijo la rata de agua.
–Temo que no hayas comprendido la moraleja de la historia –dijo el jilguero.
–¿La qué? –exclamó la rata de agua.
–La moraleja.
–¿Quieres decir que la historia tiene una moraleja?
–Ciertamente –dijo el jilguero.
–Eso debías habérmelo dicho antes de empezar –dijo la rata de agua en tono de enfado–. Si lo hubieras hecho no te habría escuchado. Te hubiera dicho: “¡Psche!”, como el crítico. Sin embargo, puedo decírtelo ahora. Y exclamó “¡Psche!” con toda la potencia de su voz; y haciendo un movimiento con el rabo se metió en su agujero.
–¿Qué te parece la rata de agua? –preguntó la pata, que se acercó unos minutos después–. Tiene buenas virtudes; pero por mi parte, tengo sentimientos de madre y no puedo ver a un soltero empedernido sin que mis ojos se llenen de lágrimas.
–Temo haberle molestado –contestó el jilguero–. El hecho es que le conté una historia con moraleja.
–¡Ah! Eso siempre es muy peligroso –dijo la pata.
Y yo estoy de acuerdo con ella.

113 thoughts on “El amigo fiel -Oscar Wilde- (NO ES UN RESUMEN)

  1. Traducción y respuesta

    Primero traducimos al castellano tu pregunta:

    “¿Por qué el resumen es tan largo? Se supone que un resumen es lo inicial del cuento.”

    Respuesta:

    Primero: no es un resumen sino el cuento todo.
    Segundo: un resumen no es “lo inicial del cuento” sino un resumen.
    Tercero: hay que ser haragán para buscar el resumen de un cuento corto. Convendría leerlo entero para aprender a escribir.

    Muchos saludos.

    Aqueos – S.A.D.

  2. Jajajajaja
    El cuento es largo, pero para qué un resumen cuando puedes manejar mucho más un buen léxico con la lectura, y entre más largo mejor,
    se hace más interesante.

  3. es un cuento bueno para los jovenes y nos deja una lesion de como se puede tratar la amista y yo lo se porque yo me he leido el cunto y pienso que el resumen esta tan largo como el cuento

  4. Jesús:
    ¿Qué has escrito?
    Hemos dejado tu mensaje por sus errores. Tu pensamiento se trasluce en tu forma de escribir.
    ¿El cuento te ha dejado una lesión? ¿O una lección? No es lo mismo.

    Liliana:
    Muchas gracias por tu mensaje.
    Muchos saludos.

    Aqueos

  5. Me encanta que se haya creado una página que además del cuento, incorpora un espacio para que el lector realice los comentarios acerca de uno de los cuentos de Oscar Wilde.

    Extenderé una invitación a mis estudiantes para que tengan la oportunidad de escribir los comentarios que les surjan y conocer los de los demás.

    Diana

  6. ACASO USTEDES SON PERFECTOS KE SE PONEN A CRITICAR EN VES DE PONERSEN A TRATAR DE SACAR UN RESUMEN KE ESO ES LA IDEA DE UNO NAVEGAR PARA BUSCAR LA INFORMACION MAS CORTA Y MAS RAPIDA

  7. ¡Ay, María, María!
    Algunos parecen no entender aquello que con tanta claridad señalaron ya poetas como Arturo Capdevila o don Miguel de Unamuno, es decir, que así como el hombre habla y escribe es como piensa.
    Es fácil descubrir la naturaleza lectora de quien comentara con sólo repasar sus comentarios.
    Y hay en los comentarios de María un prejuicio que debería erradicarse para evitar la trágica medianía de la vida líquida: ¿así que la idea de navegar es buscar la información más corta y más rápida?
    La ventaja de la velocidad es indiscutible: no es lo mismo caminar hasta la biblioteca más cercana que buscar alguna página virtual desde la comodidad del propio escritorio. Sin embargo esa ventaja no debe engañarnos. Rapidez no quiere decir ausencia de esfuerzo. Claramente hay gentes que buscan lo más corto y más rápido por la mera necesidad de evitar todo esfuerzo, sobre todo si de esfuerzo intelectual se trata.
    De hecho, en la red virtual el hombre culto encuentra algunas ventajas culturales, pero el hombre holgazán también encuentra algunas ventajas a favor de su holgazanería. La tragedia está en confundir unas con otras. La red está llena de basura, y hay que saber discriminarla de la cultura verdadera (en el sentido clásico de la palabra.)
    El resumen de un cuento corto es sólo el alimento con el cual los hombres mediocres se atragantan. Más les valdría digerir las páginas enteras, con paciencia y esfuerzo, que engullir torpemente alguna página mutilada por algún otro holgazán.
    Y justamente porque no somos perfectos es que trascribimos el cuento entero, sin mutilarlo arbitrariamente y con nulo arte. En general son los holgazanes los que se creen perfectos y suponen que se navega para “buscar la información más corta y más rápida.” Y son ellos los que recortan las obras de los grandes hombres con sus desafiladas tijeras.
    ¡Cuánta confusión se hacen algunos con la información! Creen que se puede sustituir con ella la formación y sólo se sumergen en el oscuro mar de la deformación.
    Y recordémoslo una vez más con el mismo Arturo Capdevila: “Sofisterías y paparruchadas en cosa tan levantada y singular como la vida de las palabras no están bien. Mucho mejor, para la paz del propio intelecto, es seguir creyendo en la bondad intrínseca y en la final eficacia del vocablo justo, de la sintaxis fiel y de la construcción equilibrada; armonía del pensamiento primero, del habla más tarde y de la conducta misma después. Así lo digo, creyente pertinaz, obstinado creyente del decir bien, o bien decir, que es casi un bendecir, como el decir mal casi toca en maldecir; y así adoctrino que quien cuida palabras vigila ideas, y quien ideas, mucha extensión del destino.”
    María: sería conveniente detenerse a pensar antes de escribir, y susurrar las palabras, no gritarlas en mayúsculas. El que demasiado grita no oye siquiera lo que él mismo dice. ¡Cuánta confusión y oscuridad y medianía! ¡Cuánta tragedia líquida! ¡Qué poco cuidado por las palabras y las ideas! ¡Qué poca bendición!

  8. AQUEOS:
    para empezar se ve que eres un ignorante , ¿que es eso? de un resumen es un resumen, por lo visto no sabes, pero lo definido no debe aparecer en la definición y si leyeras como hablas serias grande, y no un ignorante despota, así que te recomiendo que te pongas a leer y cierra la boca , y para criticar se deben tener los conocimientos necesarios para hacerlo no cres?

    saludos…

  9. Efectivamente la crítica verdadera está fundada en ciertos conocimientos, y es más, la crítica verdadera debe crear algo (allí está el mismo Oscar Wilde para decirlo más extensamente y mejor.) Ante este nuevo comentario no hay más que repetir lo mismo de antes: ¡Qué poca bendición! ¡Y cómo olvidan los más que así como escriben y hablan piensan!
    El comentario anterior tiene un mérito: todo lo que dice puede aplicarse a sí mismo. Siempre es mejor leer y cerrar la boca, sobre todo si no se tiene nada coherente para decir.

  10. Ah, y una cosa más. Si se leyera con cuidado y no se soltaran las necedades alocadamente, se entendería el humor que hay en la frase “un resumen no es “lo inicial de un cuento” sino un resumen.”
    No es una tautología involuntaria, es una frase humorística para la cual hay que estar a la altura. (Como hay que estar a la altura para leer el cuento de Wilde y entender su arte.)
    Hay que hacer un esfuerzo de poesía para el cual los hombres actuales parecen no estar dispuestos.
    Saludos.

  11. haber?? un resumen es un resumen no es todo el piche cuento, haber si aprendemos, y ademas las pobres estupidas q se ponen a pelear x unas simples estupideces como la del cuento, q inmadurez.

  12. Para aquellos que llegan a este punto, en la lectura de los comentarios, sepan (como ya se ha dicho) que lo que está aquí publicado es el cuento “El amigo fiel” de Oscar Wilde, no un resumen del mismo.

    Luego si se deseara dejar un comentario, por favor hágalo sobre el cuento, no sobre su busca fallida acerca de un resumen u otro tema. El espacio de los comentarios está abierto para ese fin.
    Cuide la ortografía, en la columna derecha de la página encontrará las reglas acerca de los comentarios.

    Cordiales saludos.

    Aqueos

  13. Este cuento me parece sensacional… pues el tema que trata se vive en nuestra sociedad hoy en día… nos hace reflexionar acerca de la verdadera “amistad”, de mirar a nuestro alrededor a aquellas personas que consideramos “amigos”…
    Realmente disfruté con esta lectura…

  14. Saludos a Todos!!!

    Mi nombre es Carolina de la Rep.Dom. y Oscar Wilde es mi autor favorito por sus maravillosos cuentos, ya que veo en ellos hermosas moralejas, historias únicas y conmovedoras.

    En relación con este cuento tiene Calidad y Cantidad (aunque ni tanta cantidad). Es un cuento completo y verdaderamente es el que mas me gusta de Oscar W. El Personaje del pequeño Hans me llama mucho la atención por su bondad y buen corazón; por el contrario el Molinero solo representa la avaricia y búsqueda de beneficios personales y lo que mas me sorprende de este personajes es ver como al final aun sigue en su pensamiento errado y a pesar de la muerte de Hans no se arrepiente de lo que hizo y cree aun que es GENEROSO.

    Me gusto mucho este espacio, me entretuve leyendo estos comentarios, aunque debo admitir que la corrección en cierto modo me pareció algo incomoda, pero la critica es buena siempre y cuando sea constructiva.

    Cuentos como este deben ser valorados. Sigan así con este espacio, aunque siempre habrán personas que no valoren la belleza de una obra maestra.

    Adiosss!!

  15. ¡Hola Aqueos!

    Tu blog me parece sensacional, he disfrutado enormemente la lectura de este cuento de Wilde. Ciertamente es un poco extenso pero, la riqueza de su contenido lo vuelve ligero y asimilable.

    La lectura se disfruta de principio a fin. Para aquellos que buscan una lectura fácil y/o resúmenes de cuentos; deberían buscar en otras páginas.

    ¡Saludos!

  16. Carolina:

    Muchas gracias por tu comentario.
    La idea de las correcciones es que se respete el idioma castellano, nada más.
    Gracias nuevamente por tu mensaje.

    Aléxandre:

    Gracias por los elogios.
    Te enviamos muchos saludos.

    Aqueos

  17. Hola yo soy estudiante de 11 grado y leímos el libro de antología cuentos clásicos juveniles, y en él estaba este cuento del amigo fiel de Oscar Wilde y la verdad me dio rabia el final, me imaginaba otro pero esto me hizo reflexionar que pocas personas son tan humildes y desinteresadas como Hans y me recordó que en muchas o quizá en todas las ocasiones de nuestra vida un acto vale más que mil palabras. Y me recordó el sentido de la amistad.

    Léanlo es muy enriquecedor.

  18. ¡¡Hola!!

    Realmente este espacio es muy bueno, sobre todo por que puedes realizar una crítica constructiva de lo que lees.

    En lo personal, pienso que el cuento te deja una enseñanza y te sirve enormente para darte cuenta en, qué es la verdadera amistad, y no como el concepto que pretende darle el MOLINERO ya que únicamente piensa en un beneficio personal, y sólo se aferra a la idea de que es una persona generosa, cuando en realidad es una mala persona que no tiene ni una idea de lo que es ser un amigo de verdad. ¡Qué mala onda que el pequeño HANS haya tenido tan poco autoestima para no poderse dar cuenta que era un ser de muy buen corazón y que podría tener muchos más amigos de verdad!

  19. ¡¡¡¡Necesito por favor la moraleja de este cuento!!!! Es muy importante, la necesito para mañana. ¿Alguien me puede ayudar?
    Tengo 12 años y lo entendi pero no me sale la moraleja, ¿me ayudan?
    Es urgente, ¡¡¡URGENTE!!!
    PARA MAÑANA POR FAVOR =)

  20. Como moraleja podría extraerse la siguiente: “Mejor estar solo que tener por amigo a un interesado y egoísta”.
    Wilde critica al poderoso, (encarnado en el molinero), sus malas artes y egoísmo, y como a pesar de ello, la hipócrita sociedad le da la razón y le erige como un héroe.

  21. Creo que este cuento es muy lindo y nos enseña una gran moraleja, pero me dio tristeza que Hans haya muerto por su amigo y al otro sólo le interese lo que iba a hacer con la carretilla.

  22. Pingback: La Pereza « Letras - Poesía - Psicoanálisis

  23. Otra pregunta… necesitaría el modelo actancial del cuento ..

    ¿CUÁL ES EL OBJETIVO DE LA VIEJA RATA?
    ¿POR QUÉ SENTIMIENTO QUIERE HACER ESE OBJETIVO Y HACIA QUIÉN?
    ¿QUIÉNES SON SUS AYUDANTES?
    ¿Y SUS OPONENTES?

  24. Yo amo este cuento, soy alumna del 8 grado en San Diego, California, me quedé facinada con el Español desde pequeña, agradecería que publicaran mas cuentos asi de lindos, me encanta este blog

    P.S. Disculpa si mi Español no es correctio

    Thanks 4 the story!

  25. Me encantó el cuento “El amigo fiel”
    Verdaderamente es muy bueno.
    Me encanta como escribe Oscar Wilde.
    Todo se le entiende con mucha claridad.
    Y todos los cuentos que he leído de él son geniales.
    Saludos a todos.
    Y ya lo dijeron antes, este sitio es para dar tu buen comentario y no para pelear.
    Saludos a todos ;)

    • Oscar Wilde nació el día 16 de octubre del año 1854 en Dublín; y murió en el año 1900 el día 30 de noviembre.

      (Tus comentarios son los únicos que mantendremos sin correcciones ortográficas, pues bien nos has señalado que hace poco has ingresado en el mundo de la lectura. Esperamos que ello perdure y descubras en cada libro un mundo nuevo.
      Cordiales saludos.
      Aqueos)

  26. ¡¡Hola!!
    La verdad es muy bonito este cuento, he leido más cuentos de Oscar Wilde y sé que todos son muy interesantes y más que nada siempre te dan una buena moraleja, pues a pesar de que ya hace mucho tiempo los escribió pareciera que los escribió apenas, pues tienen mucha relación con la vida que llevamos ahora los hombres.
    De todos los cuentos que he leído este es mi favorito pues la historia es buena y ademas las historia te va envolviendo y no se te hace tan pesado leer.
    Gracias por hacer este tipo de espacios, los cuales nos ayudan a recrear nuestro intelectuo.

  27. Hola Aqueos y muy buen día.

    Antes que nada quiero felicitarte por tomarte el tiempo de mecanografiar el cuento tal y como es. Me agrada que aun alguien proteja la propiedad intelectual del gran y querido Oscar Wilde.
    Yo leí este cuento cuando tenía 12 años, y la verdad lloré, pataleé, hice berrinche y sufrí como una semana queriendo matar al molinero, e intentando salvar a Hans, casi agarro el libro a patadas. Ahora tengo 24 años y me sigue dando una rabia, que parecen dos.
    Muchas gracias y felicidades por tu página.
    P.D. No deberias de molestarte en contestar los comentarios de la gente mal educada que habla de un resumen, ya que demuestran su ignorancia y su falta de lectura/cultura.

    Desde… Guadalajara Jalisco, Gracias. (Perdona no tengo acentos)

  28. Hola, soy de Veracruz y la verdad me dejó sorprendido esta obra de Wilde. Apenas hoy la leí y estuvo muy bien pero me dió mucha tristeza de Hans porque él fue muy amable con el moliner, pero quisiera saber cuál es su moraleja. Para mí la moraleja es mejor estar solo que mal acompañado o no tener mejor amigos que amigos egoistas.

  29. Hola, soy uan estudiante de segundo medio de Chile, debía leer este cuento que es realmente fascinante, jamás pensé que un cuento tan breve podría tener tanta mística y en general entregar una moraleja muy interesante, que hace reflexionar profundamente acerca de lo que uno hace, luego del TERREMOTO aquí todos nos dimos cuenta de quienes son los que están realmente a nuestro lado, quienes son como el pequeño Hans y quienes creen ser amigos, pero tienen un concepto bastante erroneo de ello, como el Molinero…
    Saludos, muy biena publicación :)

  30. POR FAVOR OS LO PIDO, NECESITO EL RESUMEN DE UN AMIGO FIEL PARA MAÑANA YA LO HE LEIDO TRES VECES Y NO PUEDO HACERLO NO SE QUE ME PASA LO VEO TODO IMPORTANTE. TAN SOLO TENGO 9 AÑOS POR FAVOR ES MUY MUY MUY URGENTE.
    A QUIEN ME LO MANDE LE ESTARE AGRADECIDO TODA MI VIDA POR FAVOR
    ————–URGENTEEEEEEEEEE—————
    GRACIAS

  31. He leido este cuento muchas veces, porque cada vez es única para mí. Conozco al punto varios seres reales que encuadran perfecto en el personaje del molinero, del mismo modo que conozco un pequeño Hans. Me gustaría que estos molineros tuvieran al alcance este cuento y su conciencia les pudiera susurrar un pequeño reproche, sin embargo en la vida real es exactamente igual que en el cuento, se sienten generosos y merecedores de todo simplemente por exisitir y no reparan en su error. Pareciera trágico el final, sin embargo Oscar Wilde tenía ese estilo manejar con crudeza la realidad, refiriendome a la vanalidad humana, que no se detiene a pensar en los seres que les aman y que sacrifican parte de sus vidas por ellos.

  32. Hey Aqueos.. ¿qué te crees para tratar asi a la gente?, haha.. No.. hey amigo.. no tienes que andar ofendiendo así a la gente o creyendote superior sólo por que tal vez leas más que otros.. o no sé la verdad por que trataste así a la compañera de hasta arriba.. (por cierto que no he leído que más se ha discutido en el foro por lo que no puedo decir a quién más has tratado mal.. =S) el punto es que si.. no es un resumen y es un cuento corto.. pero.. si en en donde quiera que estudiaras te pidieron hacer resumenes de tan sólo parrafitos.. si es posible hacer de algoa si.. y no es de pereza si no tal vez de alguien que no tenga el tiempo de leer más deba tener idea de lo que es.. o algo asi.. no seas muy ofensivo.. btw.. saludos a todos..

  33. Acabo de ver parte de lo que son las reglas del foro.. pido disculpas y quisiera hasta borrar mi comentario de arriba.. eso me pasa por no leer.. y como todos se podrán dar cuenta.. leer no es lo mio.. lo siento pequeño Aqueos.. y sé que este comentario está fuera de lugar puesto que ya leí las reglas.. y comprenderé si lo borras.. =S otra vez.. saludos.. igual, mis comentarios de arriba no eran con afán de ofender.. si no de que no se insultara a nadie, pero veo que no eran insultos tus comentarios si no que seguías las reglas.. y me siento apenado.. =S

  34. yo creo ser un principiante.. pero mi mayor placer se convirtio la lectura.. tengo 18 años y stoy haciendo el profesorado en literatura.. ah! y algo que casi me olvido soy fanatico de wilde…

  35. Hola, tengo la necesidad de agradecer la publicación de este cuento, pues yo no tenía el texto en mi poder .Tengo 13 años y espero que lean mis agradecimientos.

  36. Personalmente encuentro muy lindo y reflectativo este cuento de un gran autor como es Oscar Wilde ,explica lo bello y maravilloso de la amistad y yo creo que en el mundo hay muy poca gente como el pequeño Hans y a las personas que tienen un amigo asi no sean como el molinero y cuidelo porque quedan pocos como él :)

    Carlaa Calama Chile :)

  37. Hola,tengo 11 y pienso que realmente todo aquel que piense que el cuento es largo es un cretino ignorante y no comprende la importancia de la lectura , sinceramente pienso que Oscar Wilde escribio esta hermosa obra literaria no para que pensemos que es larga sino para que reflexionemos de lo que es la verdadera amistad ,sincera y fiel .
    Pienso sinceramente que ¡¡¡hay que LEER MAS!!! sobre todo por la sociedad que se esta formando por los jovenes como yo y por el bien de la comunidad de la cual todos somos parte .
    Saludos a aqueos .
    Espero respuesta .

  38. Hola, estudio el primer semestre en la facultad de ciencias marinas en Baja California, y sí a veces cuando uno crece va olvidando la inocencia de la amistad. Qué bueno que existan este tipo de cuentos que nos recuerdan cuál es la verdadera esencia de la amistad.

  39. Este cuento, sin duda es muy profundo y dramático, creo que exagera muy bien los vicios que puede tener una amistad mal entendida y que hoy es muy frecuente de vivir.
    Soy profesora de lenguaje y comunicación hace 11 años (Chile) y a mis alumnos (as) les impacta mucho la temática y que no les gustan los finales así para los protagonistas.
    Es un cuento romántico de mucha sensibilidad, el sello inconfundible de su autor.

  40. pues ami la verdad me gusto mucho porque habla de la amistad como alguna gente la ve asi como el molinero pero eso es ser abusivo y ser egoista,a mi me encanto de hecho todos los cuentos de oscar wilde me fascinan pues a mis 12 años he leido casi todos y creo que ayudan a comprender mejor la lectura con mensajes como los que da wilde

    atte:leonel

  41. Hola a todos:

    Yo soy de México y debo confesar que es la primera vez que leo el cuento. Estoy de acuerdo con los que dicen que el final no es el que todos hubiésemos querido, pero creo que la intención del autor es hacernos reflexionar sobre los dos personajes y su conducta: De Hans debemos aprender que es bueno ser generoso y tener buen corazón, pero siempre hay que saber decir que no y eso es lo que nos enseña la historia; si el hubiera sabido decir no a tiempo, dificilmente la hubiera ido tan mal. Del molinero es mas fácil aprender la enseñanza: hay gente egoista que solo busca sacar provecho de los demás y debemos saber alejarnos a tiempo, para no terminar como el pobre de Hans. Bueno, es lo que yo pienso, aunque tal vez haya quien piense que mi interpretación no es la mejor. Saludos.

  42. Hola, he acabado de leer el cuento del propio libro que tengo en mi alcoba y me que quedado con una cierta duda que quisiera compartir. Después de todo lo que ya sabemos de este interesante y muy cierta fabula, el verdón nos dice que aun queda una moraleja de toda la historia. A pesar que en mi criterio sé que el molinero no es para nada un amigo ya que solo abusó del gran corazón de Hans y lo llevó a su muerte. Quisiera saber cuales fueron sus conclusiones de lo que leímos. Gracias de antemano. He buscado un análisis de la historia pero mas no la hallo. Sé que los valores no se encuentran en análisis pero quisiera compararlos con los míos.

  43. Oh vaya parece que mi estimada Angélica me ha dado un punto a favor de lo que yo pienso. Ciertamente el molinero no es un amigo, amigo es aquel que te da pero que tampoco te quita más de lo que uno le puede dar entre muchas más cualidades de un amigo real. Es como si nos encontramos un mendigo en la calle y nos pidiese nuestra camisa, ¿cómo podríamos dar algo que nos afectaría a nosotros? No hay que dar más de lo que no tenemos. Se que hay muchos con un buen corazón pero lamentablemente de ellos hay quienes no y abusan de ello y terminan, en el peor de los casos como Hans. Sé que él actuó de buena fe pero creo que se cegó en demasía con la “amistad” que tenía hacia el molinero, Mas obstante el molinero fue mucho más “inteligente” y supo explotar la bondad de Hans. Personas sin escrúpulos sólo hacen un daño a su propio beneficio. Me hace recordar “lo que tu mano derecha haga que no lo sepa la otra”. Yo en mi humilde opinión les podría aconsejar tener ciertos limites en la bondad y sólo aquellos que realmente se la merezcan poder dárselas plenamente =)

  44. Que triste el final T_T pobre Hans y todo por la amistad del gordo charlatán de ese molinero :( … y saber que hay gente así como el pequeño Hans amables y humildes, pero pocos se dan cuenta.
    Oscar Wilde gran escritor los cuentos que más me han hecho casi llorar son: El ruiseñor y la rosa,El gigante egoísta y El príncipe feliz.

  45. Me ha encantado el cuento, sería bueno que alguien hiciera un video similar al del gigante feliz como para que los niños entre 8 y 13 años lograran aparte de entenderlo, y captar el mensaje de la moraleja, también lo sintieran como lo que efectivamente es: un verdadero cuento. Recordemos que lo que entra por la vista, no se olvida. Gracias. María Elena.

  46. Te felicito porque: Durante varios años se mantienen los comentarios, lo que demuestra que el tema sigue vigente. En cuanto al cuento me parece fantástica la forma satírica de ver de Wilde a la amistad. No leí mucho de él. pero por sus frases y este (para mí, fábula) es muy punzante y satírico en todo. Un gusto conocer tu página.

  47. Hola, soy de Argentina. Muchas gracias por subir el cuento, es realmente hermoso. Estoy experimentando la lectura como un hábito nuevo, y estoy encantada con lo que he leído hasta ahora. He sacado varios elementos de este cuento, como la generosidad, o ¿hasta qué punto somos dueños de nuestros actos?.

    Muchas gracias otra vez,

    Carolina, de Entre Ríos, Argentina-

  48. Acabo de leer este cuento de Wilde, y para mi la moraleja es: ” El verdadero amigo es aquel que no se considera buen amigo”, es decir, aquel que no se engrandece y exalta de tan buen amigo que es, sino que se caracteriza por la sencillez de su compañia y de sus consejos, aquel que es como nuestra sombra y a la vez quiere servir como un escudo, pero sobre todo, que no espera nada a cambio, sino sólo brindar a todos su don de amistad. Las personas que se consideran buenos amigos, o amigos fieles, no lo dicen, sino sólo lo hacen.

  49. Hola a todos
    Ese cuento me fascina mucho, además, tuve que exponer acerca de la vida de Oscar Wilde y sobre el cuento “El Amigo Fiel”. Es hermoso y nos deja una muy buena moraleja de la verdadera amistad.

    Gracias por crear este sitio, pues me encanta leer.
    Chao

  50. La vida está llena de muchas paradojas, pero esto no hace que personas que se hacen llamar “amigos” nos hagan creer que por su amistad tenemos que ser sus esclavos, aunque la amistad sea interesada no hay por qué dañar a nuestros amigos.

  51. La amistad no es teoria, es practica….algunos se quedan en las palabras bonitas y se llenan de orgullo.(molinero)…..prefiero al humilde que con sus gestos nobles demuestra la amistad sincera…….el pequeño Hans.

  52. Está excelente este cuento, la verdad me tocó leerlo para un amigo y me quedé con muy buen sabor en la boca porque Hans supo ser un muy buen amigo hasta la muerte, y del molinero ni quiero hablar, es un asco de persona y aparte perezoso, no cabe duda que es mejor estar solo que mal acompañado, ya dije. Saludos

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s